CENTRO BOIMORTO

Centro de recursos para personas con discapacidad.
Boimorto. A Coruña.
P.2006 – O.2009
Fotografías Bernardo Diéguez



La parcela se encuentra situada dentro de un medio rural de edificación residencial dispersa marcada por el eje de la carretera comarcal AC-234. Forma parte de la zona ocupada por una antigua tejería y su área de influencia. El nuevo edificio se sitúa en la parte más alta, en una zona de la que se extraía la arcilla que servía como materia prima y que posteriormente sirvió como vertedero. Está concebido para albergar una propuesta que compagina la formación laboral con la exposición y divulgación de las actividades de una empresa de la comarca integrada dentro de un grupo cuya primera finalidad es el fomento de la integración laboral de personas con discapacidad.

Se proponen cómo una construcción de planta baja y planta semisótano que, en sección longitudinal, se encuentran «desplazadas»; adaptándose, así, a la orografía de la parcela. La edificación se presenta como un zócalo pesado, que incorporará vegetación en toda su superficie, sobre lo que se coloca una estructura ligera de pares y vigas que resuelve la cubierta, a un agua, de la planta baja. El sistema estructural modulado admite una serie de variaciones en planta que resuelven la distribución y que permitieron asumir modificaciones en el programa durante el desarrollo de la obra. Al norte presenta una fachada continua y acristalada aprovechando la luz uniforme y abriéndose a las vistas en las zonas de trabajo. Al sur, dentro de los límites marcados por la estructura del edificio, se disponen una serie de zonas exteriores a cubierto que permiten controlar el soleamiento, resuelven la comunicación vertical y sirven como espacios intermedios que favorecen la continuidad con el contorno inmediato.

Durante el transcurso de la obra se produjeron modificaciones en el programa que obligaron a una readaptación completa del edificio. Se mantiene el uso principal  pero se hace necesaria una redistribución de espacios en la planta alta con la que, de alguna forma se suprimen las zonas que podrían considerarse de pública concurrencia, enfatizando el carácter docente-asistencial del centro. En proyecto se trataba de un centro de formación dirigido a personas con discapacidad y centrado en temas de medioambiente pero una vez en  obra, teniendo en cuenta el perfil de usuario al que va dirigido, con personas que precisan una formación que le obliga a permanecer a diario en el centro durante varias horas, se consideró que era necesario prescindir de los espacios más abiertos, (exposición, venta, etc…) y habilitar zonas con un carácter más asistencial en planta alta: sala de curas, sala de rehabilitación, un área acotada de comedor, que funcionará con servicio de «catering», y una modificación en los aseos para hacerlos todos adaptados e incluir una ducha. En planta semisótano, en la zona del almacén original, se acomodan unas «cajas» para talleres. Estos cambios en la distribución de los espacios y en el nombre y el uso de ciertos locales no suponen una modificación del uso principal del edificio, pero ponen a prueba, incluso antes de ser usado, su flexibilidad.  Asimismo es muy probable que las previsiones por parte del promotor de equipamientos de estas características en la zona,  permitan devolver al edificio su carácter original por lo que una parte de la tabiquería ejecutada se ha proyectado como reversible.